Aprovechando las Lecciones de 2015 para un Exitoso 2016

¡NUNCA PUEDES APRENDER MENOS!

Sé que algunos días te sientes de esa manera, pero no importa lo que suceda siempre hay algo que aprender de cada experiencia buena o mala. Negar las lecciones de esas experiencias, intentar esconderlas en un rincón, incluso ignorarlas es negarte a tí mismo de las perlas de la sabiduría que están pasando a tu alrededor.

Aquellos que son capaces de aceptar el fracaso y utilizar sus lecciones en última instancia, se catapultan al éxito. Aquellos que aborrecen los errores, están condenados a revivirlos.

Es por eso que la herramienta más poderosa que tienes para tu crecimiento personal y empresarial es saber cómo aprovechar tus victorias y errores. Ese proceso se llama “Evaluación” (Debriefing). Es saber cuándo llamar a “tiempo fuera” y tomar un breve momento en el tiempo para evaluar lo que ha pasado y cómo aprovechar, corregir y obtener lecciones significativas de la experiencia.

El proceso de Evaluación (debriefing) es fundamental para el éxito. Ayuda a concentrarse en hacer las cosas que crearán más victorias y éxitos, así como aprender de los errores para que puedas mejorar tus resultados futuros.

Debriefing es un proceso en curso que no se guarda para el final de un proyecto, evento o campaña de ventas. El tiempo para hacer un debriefing es mientras todavía se puede influir en los resultados de algo que estás trabajando activamente, no esperar hasta que sea demasiado tarde para hacer mejoras y realmente alcanzar tus metas.

Debriefing no tiene que tomar mucho tiempo, pero los resultados en tu negocio, las relaciones, la salud y la riqueza puede ser realmente masivas si está aplicando constantemente este proceso. Si no estás familiarizado con el proceso de debriefing, ve este video en el que se explica más a fondo.

Como se ha mencionado, no creo en AHORRAR este proceso hasta el final del año antes de usarlo. Pero, te ANIMO a usarlo para evaluar tu 2017 para que pueda tomar las lecciones en 2018.

Por lo tanto, una vez que estés familiarizado con el concepto (ver ese video!), Sugiero que utilices este mismo conjunto de preguntas para mirar hacia atrás en 2016 e identificar lo que aprendiste de las dos victorias que experimentaste (y esperamos celebrar) en todas las áreas de TU VIDA, así como, las lecciones que te permitirán tomar acciones más sabias en 2018.

Las áreas que pueden beneficiarse al intentar este proceso de evaluación incluyen: 

Tu Negocio – Resultados de ventas, productividad, rentabilidad, generación de clientes potenciales (leads), presentación, negociación, dotación de personal, administración, etc.

Tus relaciones  – Cantidad de tiempo que pasan con otros, pareja, familia, niños y amigos, comunicación, conexión, honestidad, confianza, valores compartidos, compromisos, etc.

Tu Salud  – Dieta / nutrición, ejercicio, manejo del estrés, alimentando su mente, cuerpo y alma la nutrición que necesitan, etc.

Tu riqueza  – ¿Cómo hiciste para ahorrar, invertir o proteger tu dinero? ¿Cómo hiciste con otras áreas en que la riqueza es significativa para ti?

Para iniciar este proceso, elije una de las áreas de tu vida que son importantes para ti y practica el proceso de evaluacion. 

El Proceso de Evalucion (Debriefing):

Hágase estas preguntas en esten orden:

1. ¿Qué pasó?

Piensa en un objetivo o evento específico y haz la pregunta general ¿Qué sucedió? Esto incluye todos los hechos, números y resultados. También incluye una recapitulación de donde los hechos tuvieron lugar.

2.¿Qué funcionó? 

A pesar de que a veces las cosas pueden haber ido horriblemente mal y tu vocecita quiere atormentarte y de que toda la cosa sea sólo una pesadilla, siempre aprendemos algo de una situación. Piensa en ello: alguien te mostró inesperadamente apoyo, descubriste recursos inexplotados, descubriste tu propia tenacidad y fortaleza, pudiste ahorrar dinero, identificar nuevos talentos entre tu equipo, descubrir o crear nuevas oportunidades, etc.

3. ¿Qué no funcionó? 

No se trata de culpar – se trata de mirar comportamientos, decisiones y acciones que deben ser ajustados en el futuro. Diciendo: “¡Todo fue culpa de María!” Realmente no ayuda a María a hacer algo mejor o a resolver ningún problema real. Diciendo: “Maria parecía tener cierta confusión acerca de cuán urgentemente era este asunto, necesitaba ser tratado asi para mantener la cuenta”, te da algo con lo que trabajar. Ahora puedes comenzar a resolver un problema real con preguntas como, “¿Qué tan urgente es cuando se hace una solicitud como esta? ¿Cómo podemos asegurarnos de que todos saben el nivel de urgencia y lo que necesitan lograr en un marco de tiempo específico? “Identifica qué ocurrió, que causó que la situación no funcionara como estaba planeado.

4. ¿Qué aprendiste? 

Este es el problema. Quieres averiguar:

  1. Qué lecciones puedes llevar a cabo, para que te ayuden a obtener claramente lo que más te interesa hacer, porque ese comportamiento genera éxito, y
  2. Lo que menos quieres hacer (o de tener ambos), ya que produce resultados insatisfactorios.

Recuerda, tu no puedes aprender menos. Prueba y error es un mecanismo para el aprendizaje, para el crecimiento.

Tomando el tiempo para ir a través de este proceso para las áreas que tu consideras críticas en tu vida y en el negocio, te ayudará a sentirte bien acerca de todas las cosas que lograste y aprendiste este año y te puso a utilizarlos como una base para un 2018 mejor y más brillante!

You might also enjoy

Are You Prepared?

Newspapers and cable news contain little to no positivity these days. Since mid-March, the coronavirus has taken over all the headlines. But why? How can

Read More
Sales = Income

The coronavirus pandemic has changed the world at a rapid pace. But it’s not just the virus itself to blame here. I’d argue that it’s

Read More
Skip to content